No tiene artículos en su carrito de compras.

Subtotal: 0,00 €
Categorias
95% clientes muy satisfechos
Envíos gratuitos a la peninsula
30 días para devoluciones en productos Estandard
Seguro de transporte

¿Cómo blanquear las gomas de la mampara? 4 Consejos infalibles

Cómo blanquear las gomas de la mampara

Mantener el baño reluciente no es solo una cuestión estética. Es un entorno húmedo en el que la aparición de moho y bacterias puede ser común si no se tienen los cuidados adecuados. Uno de esos espacios en el que se cuelan visitantes indeseados son las juntas de la mampara, por eso, te vamos a contar cómo blanquear las gomas de la mampara.

Cómo blanquear las gomas de la mampara: claves

1. Materiales no abrasivos

Lo primero que tendremos que tener en cuenta, como siempre que nos planteamos limpiar la mampara de baño, es de qué material está hecho el elemento que vamos a tratar. Por norma general estas juntas de plástico son de PVC, pero pueden ser de otros materiales.

Lo más recomendable siempre es evitar los productos abrasivos, por ejemplo lejía, amoniaco o limpiadores industriales. Con estos productos lo que conseguiremos, además de limpiar las gomas de la mampara, es que con el tiempo se ponga amarilla y además puede que si no los aclaramos bien “se la coman”. Es decir, que se produzca un desgaste muy rápido y nuestras hojas no sellen bien.

Por el contrario, podemos usar productos naturales como mezcla de agua y vinagre con limón, con esto además podemos limpiar las propias hojas de la mampara. Para saber cómo blanquear las gomas de la mampara tienes que saber que con un viejo cepillo de dientes puedes tener la clave para frotar esos bordes sin dañar la hoja de la mampara, ¡seguro que queda reluciente!

Además, el vinagre y el limón son desinfectantes naturales, después de su aplicación tan solo tendrás que aclarar bien, y ¡listo!

2. Mantenimiento constante

Lo más importante, como en toda limpieza, es tener un mantenimiento constante. De este modo evitarás que salgan manchas de moho que sean resistentes, que las gomas se pongan amarillentas a causa del jabón, champú y otros productos o que la cal se incruste.

Además, si ves esas manchas negras que se van metiendo por la goma cabe la posibilidad que solo sea suciedad pero también puede ser moho, del que aparece muchas veces en las juntas de silicona. Ya te hemos contado cómo eliminar el moho de la silicona y cómo blanquear las gomas de la mampara es igual de fácil: tener un mantenimiento constante de todas las juntas. Si no lo has llevado a cabo y tienes esas indeseables líneas negras por dentro de las gomas, solo te queda una solución ¡limpieza a fondo!

3. Limpieza a fondo

Saber cómo blanquear las gomas de la mampara una vez que esa suciedad está demasiado pegada puede pasar por dos, soluciones. Lo primero que tenemos que hacer para determinar el siguiente paso a seguir es sacar las juntas de los perfiles de la mampara con mucho cuidado. Si están amarillos puede que incluso la goma esté cuarteada y se te rompa en las manos al sacarla. Eso sería indicativo de que tienes que ser más constante en la limpieza.

Si la sacas y está entera, perfecto, limpia las hojas de la mampara y elimina la suciedad como lo hagas habitualmente. En el caso de las gomas trata, con la mezcla de vinagre, limón y agua y el cepillo de dientes de eliminarla. Si no sale la suciedad, en este caso sí tendrás que probar con algo más fuerte.

Sabemos que te hemos comentado que nada de lejía o productos abrasivos, pero en un caso extremo podemos intentarlo. Ten cuidado con el resto de tu ropa y mantén el ambiente ventilado para limpiar las gomas. Después, aclara con abundante agua y comprueba si se ha ido la suciedad, ¿es así? Entonces, ¡misión cumplida! En caso de que la suciedad siga pegada… sigue leyendo.

4. Sustituir gomas

Saber cómo blanquear las gomas de la mampara pasa también por saber que puede ser misión imposible. Si no se ha llevado un correcto mantenimiento puede que la única solución ya sea sustituirlas. Puedes pedir las gomas al fabricante  y serán tan sencillas de poner como lo son de sacar.

Después, cuando las tengas montadas, tan solo tienes que tener, ahora sí, un buen mantenimiento de la mampara. Aunque te hagas con algunas de las mamparas de ducha con antical de solomamparas.es recuerda siempre limpiar la mampara al menos una vez por semana. También es muy recomendable pasar un paño seco por las hojas después de darnos una ducha y además dejar que el baño se ventile bien para que la humedad no se acumule. Sigue estos consejos y disfruta de baño bonito y reluciente.

Deja un comentario
95% clientes muy satisfechos
Envíos gratuitos a la peninsula
30 días para devoluciones en productos Estandard
Seguro de transporte
QUIERES RECIBIR NUESTRAS OFERTAS?